Recursos para el empleo Formación Recursos Humanos Relaciones Laborales

“Hay que tomar las píldoras adecuadas a cada tratamiento laboral”. Entrevista a José María Diánez. Por Margarita Gallego

Entrevista a José María Diánez, Técnico de Función Pública y Recursos Humanos en el Servicio de Formación de la Diputación de Cádiz, sobre el proyecto “PÍLDORAS FORMATIVAS EVALUABLES”, finalista en los premios de Planes de Innovación y Acciones Formativas en el Congreso Nacional de Innovación y Servicios Públicos.  En esta entrevista nos cuenta sobre cómo a través de su proyecto pedagógico innovador se diseñan los diversos itinerarios formativos que se adecuan a los perfiles de las competencias necesarias en los diferentes puestos de trabajo de la Administración Pública.


Margarita Gallego (MG): ¿Qué son las píldoras formativas e-learning?

José María Diánez (JMD): Utilizando una metáfora son como los granos de arena de una playa, un puñado en la mano permite reconocer formas y tamaños distintos, pero en la playa conforman un paisaje uniforme.

El proyecto de píldoras no se queda solo en cada unidad de aprendizaje, sino que unidas conforman un bloque formativo adaptado a cada situación profesional. La estructura básica es un contenido determinado único (¿Cómo se realiza un procedimiento determinado?) con un material de apoyo y una evaluación puntual de ese microcontenido. Esto conforma una única píldora, si a esta se le suman varios contenidos relacionados, obtenemos una formación específica, y si a este contenido específico se le incluyen materias horizontales como igualdad, prevención, administración electrónica, ley 39 y 40,… obtenemos un producto de mucha calidad formativa y muy dirigido al puesto de trabajo.

MG: ¿Cuándo y por qué surge la idea del proyecto y qué es lo que te decidió a hacerlo?

JMD: Durante el año 2015 se plantea la necesidad de abrir nuevas formas de realizar formación con bajo coste, en previsión de la falta de dinero por no convocarse las ayudas de formación del IAAP, de hecho no hubo subvención.

Estuve trabajando sobre proyectos formativos que posibilitaran un buen nivel de ejecución con un bajo coste económico, al final, investigando el mercado de productos on line (el presencial estaba claro que tenía mayor coste, y al contar con una plataforma Moodle era esta la vía de trabajo).

En la búsqueda de ideas aparecieron los MOOCs que son elementos formativos que no dejan un rastro evaluativo, las Comunidades de Aprendizaje, un elemento fundamental dentro del panorama del marco colaborativo en el que se mueve la pedagogía actual en materia de formación en las administraciones públicas, pero que, al igual que los MOOCs no deja rastro del aprovechamiento de la actividad.

Posteriormente, apoyado en la idea de acomodar la formación al puesto de trabajo y hacer de esta una herramienta y no algo aislado, surge la píldora formativa online, con una base pedagógica fuertemente asentada.

MG: ¿Cómo llega a ser uno de los proyectos finalistas de los premios de innovación y qué implicaciones tiene a nivel profesional y para el proyecto?

JMD: Cuando aparece la convocatoria del CNIS (Congreso Nacional de Innovación Social) ya la Diputación de Cádiz, había tomado contacto a través de Sociedad de la Información y EPICSA, presentando en años anteriores proyectos diversos relacionados con materia de Administración Electrónica, sin llegar a ser finalistas.

La idea de presentar el proyecto de las píldoras a este congreso me llega a través del correo electrónico con una publicidad del CNIS, y fue un “¿y por qué no?”, me puse a trabajar sobre la presentación del contenido y su fundamentación para darle la forma que desde el congreso se exigía, todo fue tan rápido que en nada nos vimos con los billetes en la mano y en Madrid.

El hecho de ser finalista entre más de 90 propuestas supone un reconocimiento a todo el trabajo desarrollado anteriormente, y sobre todo, el saber que otras personas ajenas a mi entorno han valorado un producto nuevo e innovador que puede aportar algo al mundo de la formación y que tenga repercusión final en la satisfacción de la ciudadanía, a través de una buena formación del personal empleado público.

Esto supone ahora más trabajo, pero es un trabajo muy gratificante, ya que una vez sentadas las bases del proyecto, plasmarlo en la realidad es trabajar con los contenidos que vayan a formar parte de cada píldora para encajarlo en el modelo de Plan de Formación que llevaremos a cabo.

Afortunadamente cuento con un equipo de compañeros y compañeras que también tienen ilusiones puestas en este proyecto y que su aportación será importante a la hora de hacerlo real.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. (Albert Einstein)

IMAGEN 1

MG: ¿Qué ventajas presenta el aprendizaje on-line evaluativo para los trabajadores, la organización y los usuarios o clientes?

JMD: Se trata de un sistema que permite flexibilizarlo tanto en su uso (podemos programar píldoras individuales, en paquetes temáticos, hasta incluso en basar todo un plan formativo con este proyecto) como en otros aspectos: economía y ahorro de dinero, el proyecto puede estar asociado a las comunidades de aprendizaje y recabar la información del contenido de ella, o contar con colaboradores externos.

Sobre todo el sistema e-learning tiene como virtud la comodidad de realizar la formación desde cualquier dispositivo con acceso a internet durante las 24 horas del día; yo les digo a los compañeros y compañeras que es la única formación que puede hacerse en pijama.

Esto nos lleva a tener la ventaja de la accesibilidad lo que permite que ya no hay que ausentarse del puesto de trabajo para acudir presencialmente a un curso, si no que poco a poco se pueden ir “consumiendo” las píldoras desde el propio puesto (si estos puestos están dotados de equipo ofimático); esto ayuda a la productividad en el servicio o área en que se trabaje.

MG: ¿Qué aplicaciones tiene el proyecto?

JMD: El proyecto, inicialmente, se pensó a la medida de la Diputación de Cádiz, con una plantilla de más de 1000 personas empleadas, más las adhesiones al plan de formación que llegan este año a los 10.000 empleados/as; con una heterogeneidad en los puestos que van desde personal directivo a personas de oficios varios; la condición es realizar las píldoras apropiadas para cada familia profesional. Una vez superado este diseño, la aplicabilidad en otros entornos es muy fácil, es más, es mucho más fácil: menos personal y menos heterogeneidad.

IMAGEN 2

Una aplicación de este sistema es cuando en la empresa llega personal nuevo. Si se tiene hecha la previsión, se preparan las píldoras necesarias a cada puesto y en los primeros días realizan la formación; de esta manera la tarea de tutorización y acompañamiento es más sencilla.


Enlace a la ponencia en el congreso CNIS:

https://www.youtube.com/watch?v=UNTY1Nc4u64

José María Diánez es Técnico de Función Pública y Recursos Humanos en el Servicio de Formación de la Diputación de Cádiz. Experto en dirección, gestión y creación de proyectos b-learning, maestro especialista en Pedagogía Terapéutica, actualmente realiza Máster en GAP.

foto 2. entrevista Jose Maria Dianez (1)

Datos de contacto:

josemaria.dianez.sanchez@dipucadiz.es

formacion@dipucadiz.es

Twiter:

@josemariadianez

@FormacionDCadiz

Facebook:

@FormacionDipucadiz

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *