Recursos Humanos Relaciones Laborales Extranjero internacional

Experiencia de una estancia de investigación en la Università degli Studi di Siena. Por Mª Cristina Aguilar Gonzálvez

Experiencia de una estancia de investigación posdoctoral en el

Dipartimento de Giurisprudenza de la Università degli Studi di Siena (Italia)

Sin título

Por Mª CRISTINA AGUILAR GONZÁLVEZ

Profesora Doctora del Departamento de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social

Facultad de Ciencias del Trabajo, UCA


Haber realizado recientemente una estancia en la Universidad de Siena, me ha impulsado a transmitir al alumnado de nuestra Facultad la importancia que tiene, no solo para su Curriculum profesional sino tanto más para su desarrollo personal (que revertirá en la posterior ejecución de su trabajo), realizar una experiencia de estudios en el extranjero. Es esta la intención de mi relato. Nuestra Facultad dispone de convenios Erasmus + con distintas Universidades y, en concreto, con la Università degli Studi di Siena disponemos de tres plazas para estudiar un curso académico del Grado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos.

mappa_siena_city 1
Ubicación de las Facultades de Derecho y de Económicas

La movilidad, internacional y también la nacional, aporta mucho a quien la realiza. Implica salir de tu zona de confort, dejar temporalmente tu entorno para tener que adaptarte “a lo nuevo, a lo desconocido”. Y el momento para ello es importante: el alumnado de la Facultad “está en la edad”. Incorporar una experiencia internacional en el Curriculum Vitae “dice” mucho a favor de la persona en un proceso de selección. Insisto, aporta cualidades tan relevantes como la de adaptación a los cambios, ser una persona más desenvuelta que quien no ha salido de su entorno, una persona curiosa, de mentalidad abierta, que ha aprendido a gestionar sus emociones porque en ocasiones la soledad no es fácil (implica “estar con uno mismo” y para ello hay que estar preparado y sentirse bien y, en su caso, “apañártelas” para conseguirlo), que sabe relacionarse porque ha de hacerlo en estas situaciones, que no teme los esfuerzos, de ser una persona que se ha preocupado por adquirir un aprendizaje más completo, que incluye el comunicarse en una lengua diferente a la suya.

Debido a “exigencias del guión de mi promoción profesional”, esto es, a los criterios, en ese momento aún inexistentes por no publicados, de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación del Profesorado (ANECA), me animé, sin mucho entusiasmo (para decir la verdad, precisamente por el esfuerzo personal y familiar que implica) y a pesar de haber practicado con frecuencia la movilidad y de saber disfrutarla, a contactar con un profesor catedrático de la Universidad de Siena, el Doctor Gaeta, que conozco desde el año 1997 que estuve en un congreso en Catanzaro (al Sur de Italia), cuando estaba realizando mi estancia de investigación predoctoral en el Istituto Universitario Europeo de San Domenico di Fiesole (Florencia). Me invitó a su Universidad y gracias a ello, a la buena disposición del Departamento de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social para el que presto servicios, y a la ayuda económica obtenida en el Vicerrectorado de Investigación de nuestra Universidad, he podido hacer esta movilidad internacional necesaria para mi Curriculum profesional.

Ambiente festivo, y de lo más variopinto, en la Piazza del Campo
Ambiente festivo, y de lo más variopinto, en la Piazza del Campo

Ha sido una experiencia muy positiva trabajar con el profesor Gaeta, que es una bellísima persona “de talante sureño”, y “toda una institución” admirada en su país y en el nuestro, que huye de jerarquías y mantiene a su equipo unido desde la atención que les presta a cada uno de sus miembros. No puedo dejar de enviarle en este relato mi más sincero agradecimiento por la oportunidad que me ha brindado.

El trabajo de investigación, al menos en nuestra disciplina jurídica, es un trabajo individualista, de mucho estudio personal. Comienza por aprender a manejarte en los recursos electrónicos y en el sistema de funcionamiento de la biblioteca en la Universidad de destino, para la petición de préstamos o lecturas en sala. Otro momento para agradecer: en este caso, la gentileza y profesionalidad del personal que atiende a los investigadores, y al alumnado en general, en la biblioteca de la Facultad de Derecho (Dipartimento di Giurisprudenza, por la distinta organización de la Universidad italiana) y de Ciencias Políticas, que comparten edificio y profesorado en Siena. Siempre dispuestos a atenderte de forma amable, y a solucionar cualquier duda que te surgiera; hasta que no escanearas de forma correcta, o encontraras lo que estabas buscando, no dejaban de prestarte atención. Así da gusto trabajar.

IMG_20170207_132425
La Facultad y la Porta Tufi al fondo

Tras saber buscar y encontrar bibliografía sobre la materia objeto de estudio, has de leer, leer mucho hasta “meterte” en otro ordenamiento jurídico, llegar a comprender su funcionamiento, y adquirir una visión de conjunto que te permita encontrar los problemas no resueltos, a tu criterio y con apoyo, o en contra, de la doctrina que estás manejando, dignos de una investigación en profundidad. Como el Derecho es de aplicación nacional, se trata de realizar estudios de Derecho Comparado sobre una institución o materia concreta, para ver la regulación de la misma en dos ordenamientos jurídicos diferentes, y en este caso, al ser tanto Italia como España Estados miembros, bajo el prisma de la pertenencia a la Unión Europea.

Después viene la difícil tarea de saber plasmar por escrito lo que quieres decir, de redactar de forma coherente y encaminada a las conclusiones a las que tu estudio personal te lleva. Y por último, encontrar la revista o editorial que publique tu trabajo de investigación. Se trata de compartir resultados y también de darle visibilidad a tu estudio, para que se convierta en una contribución en el proceso de acreditación al que estamos sometidos los profesores universitarios. La investigación es una tarea muy desconocida para nuestro alumnado, al vernos solo en las horas de docencia y tutoría.

La realización de un Trabajo Fin de Máster es una primera aproximación a lo que es investigar. Te va despertando la curiosidad lo que vas encontrando a más vas leyendo, y lo que no encuentras… porque puede estar revelando carencias normativas. Por qué está regulado de una forma y no de otra; por qué a través de una tipología de normas y no en otras; qué características del ordenamiento italiano y del español son coincidentes en su regulación y cuáles no. Se le plantean al investigador un sinfín de cuestiones, a las que hay también que saber ponerles límites para llegar a concluir el estudio.

El alumnado de Grado, Máster y Doctorado que se desplace a la Universidad de Siena (https://www.unisi.it/, web que ofrece incluso la posibilidad de su consulta en castellano) disfruta de precios económicos y buena comida en la mensa o comedores universitarios, en donde siguen las tertulias acerca de lo vivido con los compañeros y amigos en la misma situación, o aprovechando para relacionaros con italianos que hacen su movilidad nacional y con los que son de la zona. También podéis seguir un curso de italiano y/o de otra lengua extranjera, que tan necesarias son.

USAR FOTOGRAFÍA
Duomo di Siena (Catedral de Siena)

Es buena idea apuntarse a otras actividades distintas de las universitarias, como a un gimnasio, a clases de teatro, de canto, de cocina, a hacer senderismo, etc. De este modo te metes en el lugar, conoces a gente distinta, y observas de forma constructiva las diferencias con lo que nos es habitual.

Tener la oportunidad de realizar una estancia en un país extranjero es muy gratificante, precisamente porque conoces a mucha gente de otras nacionalidades y de la tuya, desde que te montas en el avión (para llegar a Siena se vuela desde Sevilla a Pisa o a Florencia), con quienes puedes disfrutar de una amistad de por vida, y con quienes hacer otras “experiencias de movilidad” aunque sean visitas a sus países de origen. Los fines de semana puedes viajar para conocer la región, que en este caso es La Toscana (¡¡¡cuánta belleza!!!), el Arte italiano-toscano, y su gastronomía (¡¡¡cómo se come, qué pasta tan rica, qué dulces!!!). Y aprovechar para conocer Siena en profundidad, que es una ciudad preciosa que bien lo merece, pequeñita pero llena de vida con tantos estudiantes y en especial Erasmus: no puedes perderte su catedral, Santa Maria de la Scala, el Palazzo Comunale con su Torre del Mangia (a la que solo pueden subir los ya graduados…) y sus distintas vistas (a cuál más imponente, e incluso cuando no se ve porque la niebla solo te deja intuirla) desde tantos puntos de la ciudad, literalmente “tirarte” en la bellísima Piazza del Campo que suele estar repleta de gente durante el día entre turistas y jóvenes, cómo viven la celebración dos veces al año de su Il Palio, sus iglesias como la de San Francesco en cuyo claustro se encuentra la Facultad de Económicas o iglesias reconvertidas en salas de estudios o cines, sus distintas Porta (Camolia, Romana, Tufi, San Marco,…) en la muralla, sus rincones.

biblioteca
Biblioteca en una antigua iglesia

Sales de tu rutina, y aprendes a valorar lo tienes; en ocasiones estás deseando volver a ella, y en otras te impulsa a decidir los cambios a introducir en tu vida diaria. Todo revierte en tu proceso personal de aprendizaje.

¡Os animo a vivir una experiencia de esta índole! Y ello a pesar de los esfuerzos que implica. Tiene mucho de positivo, es buena carta de presentación en vuestra búsqueda de empleo, y la recordarás siempre en tu vida.

 

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *