Recursos para el empleo Formación Emprendimiento Enseñanza

El reto de emprender y conciliar: entrevista a Sara Martín Toledo, Directora creativa del estudio de diseño “Dándolevueltas”. Por Raquel Pastor Yuste

Ante la situación de desempleo y precariedad laboral actual, donde se exige máximo rendimiento en jornadas de trabajo inciertas, toca asumir el riesgo de vivir en “la certeza de la incertidumbre” y lanzarse a la aventura emprendedora, tratando de vencer las dificultades que puedan surgir al conjugar vocación, trabajo por cuenta propia y cargas familiares.

A través de esta entrevista con Sara Martín Toledo, Directora Creativa del Estudio de Diseño Dándolevueltas, podemos acercarnos a los ejes claves sobre cómo desarrollar procesos de emprendimiento que logren el engarce entre formación, trabajo, maternidad y sueños, poniendo en valor los beneficios del trabajo autónomo y el teletrabajo.

La entrevista fue realizada por Raquel Pastor Yuste, profesora de Sociología e investigadora del Grupo Trabajo, Política y Género (SEJ-545) de la UCA, y se desarrolló el día 30 de Abril de 2017, en Palazuelos de Eresma, provincia de Segovia, lugar en el que reside Sara Martín Toledo y donde, además, se sitúa su estudio inaugurado hace ya más de diez años.


-Raquel Pastor Yuste: Esta entrevista se celebra con Sara Martín Toledo. Ella es Directora Creativa de una empresa  que tiene un nombre tan llamativo como Dándolevueltas.  Un placer, y lo primero que quisiera preguntarte es ¿cuándo y cómo surge tu aventura emprendedora y en qué consiste?

-Sara Martín Toledo: Bueno, pues yo cuando terminé la carrera, que hice Bellas Artes estuve trabajando en condiciones penosas en dos estudios de diseño, penosas significa mañana te hago el contrato, cuando el contrato nunca llega; y en el segundo estudio pues aquí no vas a tener contrato, y cuando me dicen que ya voy a tener contrato, el contrato tampoco llega nunca; pero bueno, ¡son cosas que hay que pasar en la vida!, ¡no pasa nada!; una tiene veintitrés años, y bueno, se lanza a eso; hombre, cobraba una mierda, bueno, poquito, pero bueno, cobraba. Y surgió pues que aquí en Segovia, CajaSegovia en su momento, hacía un curso que era para montar una empresa, dirigido a veinte o veinticinco personas, había cinco becas de un millón de pesetas, es decir, seis mil euros, y, bueno, ¡pues me lancé!. En ese curso durante un año veíamos todo lo necesario para crear una empresa, y al final del mismo tenías que presentar tu proyecto empresarial. Yo en ese momento, también cuando empecé a hacer ese curso, justo me contrataron en Segovia, ya estaba con un contrato indefinido, de diseñadora en una empresa y bastante bien. Y surgió, pues que cuando yo presenté el proyecto, pues me premiaron con una de las becas de seis mil euros, y la verdad es que pasé de estar en ese momento, casi con el primer trabajo y hace trece o catorce años, cobrando mil doscientos euros, lo cual estaba bastante bien, y, además, no echaba ni un minuto de más si no quería, donde me divertía mucho, hacia cosas muy interesantes, y, además no trabajaba de más, ni era estresante para nada.

Pasé de eso a decir, ¡venga!, ¡da igual!, yo quiero formar mi estudio de diseño y me lanzo a la piscina!, con lo que pasé de tener una estabilidad a ser establemente pobre, ¡no!. (Risas). Es lo que, alguna vez tú y yo hemos definido como “la certeza de la incertidumbre”, que la incertidumbre en este caso sería lo malo que puede tener ser autónomo, pero también es lo bueno, es decir, ¡es lo que te levanta el culo de la silla para mañana!. Es el inconveniente de decir, ¡uf, qué incertidumbre!, pero, ¡también es lo que te mantiene vivo! Y ahí surgió todo, en el año 2.004.

-RPY: ¿Y el nombre de Dándolevueltas?

– SMT: Pues el nombre de Dándolevueltas viene porque nos dedicamos al diseño gráfico, y el diseño gráfico pues está un poco mal entendido en el sentido de que ¡la gente se piensa que lo hace el ordenador!. Es decir, están las teclas que te hacen un buen logo, ¡y no es así!, ¡primero hay que darle vueltas! Y si no le das vueltas, ¡no sale lo que tiene que salir!, y bueno, pues esa es nuestra idea.

-RPY: Y qué lujo haber estudio una carrera universitaria y desarrollarte profesionalmente en aquello en lo que te has formado

44

-SMT: Pues sí, y además, para mí es un lujo que en mi caso, precisamente sigo valorando a diario. Porque el ser humano, muchas veces cuando tiene algo bueno, se acostumbra a ello, pero yo en este caso siempre digo, y ahora que acabo de cumplir 40 años y sigo diciendo que la vida hay que aprovecharla al máximo, y precisamente cada vez más, pues, en estos días, pues lo sigo diciendo.

Hombre, tener una empresa también tiene sus momentos muy difíciles. Por ejemplo, he pasado momentos muy difíciles cuando he pasado mis embarazos y mis partos porque apenas podía dejar de trabajar, y cuando llega el IVA, y cuando llega la Declaración de la Renta y cuando llega tal factura y tal…pues siempre tienes que dedicarte a esa parte que no es precisamente lo que has estudiado y que es que tienes que estar pendiente de unas facturas, de unos ingresos, de unos gastos etc., pero bueno, quitando eso, que también me gusta además, también me gusta gestionar; pues lo valoro cada día, el poderme sentar a pensar…., y bueno, ya no sólo a pensar y a diseñar en esas horas, sino que cuando tienes una profesión como la mía que es tan vocacional y que es algo…., si yo tengo una frutería, sólo vendo la fruta en ese momento, ¡no!, aunque luego esté pendiente de dónde puedo conseguir mejor proveedor o me esfuerce en ver qué hacen otros fruteros, ¡no!, pero en mi caso estás siempre pensando, yo no dejo de pensar, ¡claro que desconecto! Y desconecto totalmente, pero, por ejemplo, también cuando estoy paseando con mi hijo pues se me ocurren ideas.

Entonces, me siento super afortunada de dedicarme a lo que me gusta, y es una suerte, porque yo siempre creo que me he esforzado en enfocarme profesionalmente hacia lo que me gustaba, pero ¡es que he tenido la suerte de que me gustaba algo!, porque también entiendo a las personas que con veinte años dicen “¡es que todavía no termino de saber lo que me gusta!”, “¡Es que eso te puede pasar!”. Bueno, pues yo he tenido la suerte de que me gustaba algo, me enfoqué en ello, pude estudiarlo y de que vivo de ello, así que muy contenta.

-RPY: Y ahora mismo esto de emprender, ser mujer, madre de familia, ¿cómo se conjuga todo eso?, por ejemplo, el trabajo lo tienes en tu hogar, en un mismo lugar tienes tu hogar, tu espacio de trabajo. Tu hogar es tu trabajo, tu trabajo es parte de tu hogar…

-SMT: Pues sí, mira, yo creo que te vuelves un poco loca porque todo este tinglado no está montado precisamente para seguir trabajando como nos gusta trabajar y seguir dedicándote a tu familia a la vez, y sobre todo en los primeros años en que tienes un bebé, no. Yo en mi caso, además, he decidido además que, con mi primera hija nació un martes y lo ese lunes estaba trabajando y al lunes siguiente volví a trabajar, es decir, fueron seis días de baja, es decir, ni siquiera seis semanas de baja que son obligatorias ni las dieciséis, por supuesto, ¡fueron tan sólo seis días que no trabajé!, y volví a trabajar al día siguiente, y, ahora, con mi segundo hijo, no quería cometer ese error, y ahora con él he decidido que no le quiero llevar a una guardería muy pronto porque, al final tuvimos muchos problemas con la salud de Aitana, y, bueno pues he decidido que Álex esté en casa. Y bueno, ¡pues te vuelves loca!, porque, por ejemplo, tienes mayores gastos porque yo tengo a alguien que le tiene que cuidar, y eso cuesta bastante más que una guardería. Y luego, bueno pues que aparte por su salud prefiero que ahora mismo no esté en una guardería.22

Entonces, ¡sí que te vuelves un poco loca en estos años!, pero yo tiendo a pensar…, y bueno, pues también con la ayuda de padres y de suegros, y bueno que eso está muy bien pero que quieres no tener que pedirles esa ayuda, de que vengan a echarte una mano. Yo tiendo a pensar que esto pasa, que no es para siempre, que en un año el niño ya está correteando, ahora mismo tiene quince meses, y que todo pasa, pero ¡sí que te vuelves un poco loca!

33Luego otra cosa, esta mañana lo hablaba con otra amiga que también es diseñadora y es autónoma, yo el tema de trabajar en casa lo veo una ventaja, pero entiendo que cada situación, cada trabajo es diferente. Yo lo veo una ventaja y lo he visto siempre. Es decir, una persona no es igual de productiva todas las horas del día ni todos los días de la semana, y yo lo que puedo hacer es trabajar cuando mejor estoy, cuando más receptiva estoy, cuando más creativa soy, y a lo mejor, esas horas en que no lo soy tanto…, ¡pues puedo planchar!, bueno, si me oye mi madre que sabe que no plancho me va a decir que de qué voy, pero vamos, me refiero a que puedo hacer otras cosas, a estar con los niños etc. Cuando también tienes el trabajo en casa, pues puedes apretar cuando hace falta apretar, y echar una tarde o una noche que en otro trabajo no echarías, y para mí eso es beneficioso por el trabajo y por tí misma, es decir, te puedes organizar de otra manera. Y por ejemplo, intentar ir a la compra cuando menos gente hay, es decir, yo no he vuelto a ir al Ikea un sábado ni vuelvo a ir, yo a Ikea me voy un martes. Es decir, que al final, eres mucho más productivo cuando controlas todo tu tiempo.

Claro, a la vez te digo que siendo autónomo también tienes otras cosas que cumplir que a veces no tienes más remedio que hay que hacerlo, pero yo encuentro en mi situación más ventajas que inconvenientes al hecho de trabajar desde casa, pero también es cierto que bueno, pues que todavía las mujeres estamos muy pilladas, pues aunque tengas una pareja que lo dé todo, pues al final yo que le doy de mamar al niño, y ya son quince meses y los que vengan, pues ¡nadie me puede sustituir en esto!, y bueno, pues es complicado. Para algunas cosas es complicado, me alienta pensar que es pasajero, pero debo reconocer que el esfuerzo es muy grande. Y, ¿qué soluciones hay?, decir, bueno…. ¡que haya dos años de baja!, sí vale, y yo que soy empresaria pago a una persona dos años que no viene, ¡entonces yo me arruino!, es un poco complicado. Entonces eso está muy bien que se lo pidamos a una empresa grande, pero a una empresa pequeña…., como ya me pasó cuando me quede embarazada de mi hija Aitana, y justo mi única empleada acababa de dar a luz…, ¡pues a mí eso me costó seis mil euros!, y no hizo nada del otro mundo más que dar a luz, entonces, bueno, pues es un poco complicado.

-RPY: Cambiando un poco de tema, qué consejo le darías tú a un estudiante universitario, de cualquier carrera, que está pensando en trabajar por cuenta propia, que esté barajando la idea de emprender, en fin, ¿qué le dirías?

-SMT: Yo le diría que se lancen de cabeza. Es que no pongo ni un pero. Que teniendo las cosas claras, ¡que se forme y que se lance!. En pocos año, vamos a tener que ser todos autónomos o una gran parte. Las cosas están cambiando, el paradigma laboral está cambiando totalmente. ¡Qué se forme!, hoy tenemos la gran suerte de que hay tantísimos recursos gratuitos, hay muchísimos profesores on line, es decir, hay muchísima gente que tiene un blog, que tiene una web, que da cursos, que da seminarios, que cuelga videos, que tiene canales en youtube para aprender de todo, para aprender de empresa, de cómo hacer gestionar mejor tus clientes, o el email marketing, o lo que sea, es decir mil herramientas para montar tu empresa, que son totalmente gratuitos, y si no son gratuitos son de un coste que te puedes permitir, es decir, que a veces cuestan menos de lo que vale un cubata o un fin de semana por ahí. Que hay que formarse, y bueno, también hay que darse un tiempo, no esperemos que en medio año o un año sepamos manejar una empresa, porque una empresa se sigue aprendiendo a manejar cada día, pero, yo sí creo que tiene muchísimas ventajas. Que como tú te sientes cuando estás creando tu propio proyecto, es una sensación única, al que le guste ¡eh!. No creo que sea lo mejor, digo que es una sensación única si a tí eso te encaja, es decir, que para el que se está planteando emprender, de verdad que lo haga, que va a encontrar su hueco, si logras hacer que eso funcione, que bueno, al final no es tan difícil, pues tu vida va a ser mejor, por lo que decía antes, porque vas a gestionar tu tiempo como tú quieres gestionarlo, como tú quieres, a tu manera. ¿Va a ser sacrificado?, la verdad es que a mí no me gusta hablar de sacrificio, es verdad que va a haber momentos y meses que van a ser duros, pero también forma parte del juego, forma parte de lo que es esto de montar una empresa, pero que merece mucho la pena, en mi caso merece mucho la pena. No lo diría al 100% porque cada perfil profesional es diferente, y quizá haya algunos perfiles profesionales en los que no tenga mucho sentido emprender, pero, la mayoría, yo les animo totalmente. Que no se desesperen, que con el tiempo aprendes a relativizar y aprendes a llevar las cosas de otra forma. Y de verdad que hay muchísimos recursos, que los tienes al alcance de la mano, yo sigo formándome porque en doce años que llevamos con Dándolevueltas pues ha cambiado muchísimo todo y te tienes que seguir formando, pero yo, ahora mismo, no tengo mucho tiempo, pero voy con la radio puesta aunque esté paseando al niño.

Vamos que hay muchísimos recursos y muchísima gente muy buena, que se ha especializado en algo concreto y que te van a aportar muchísimo, es como hacer una segunda carrera justo con lo que quieres oír.


Sara Martín Toledo es Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. Trabajó año y medio en otros estudios antes de montar su propio estudio de diseño en 2004. En constante formación y como ella misma dice: “con 40 añitos recién cumplidos, diseñadora y madre, a la par que malabarista”.

www.dandolevueltas.com

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *